“El coaching ejecutivo debe impulsar no solo un mejor liderazgo, sino también resultados positivos para el negocio” – John Mattone


A medida que se asciende en la organización, la “soledad” puede ir aumentando como consecuencia de una mayor complejidad en la toma de decisiones, el manejo de información estrictamente confidencial y la obligación auto percibida de tener siempre la respuesta adecuada a toda situación de conflicto, entre otras.

Detrás de la solidez, seguridad y firmeza de un líder, hay un ser humano susceptible de tener dudas, de sentir angustia y experimentar temores. El poder conversar sobre estas inquietudes, sin perder el foco en los resultados que se quieren alcanzar, disminuyen los efectos de esta “soledad” y permite liberar todo el potencial del ejecutivo en pos del éxito de su organización.

Trabajamos en el ámbito de las organizaciones brindando soporte a ejecutivos para el logro de sus objetivos, a través de un proceso bien definido, con inicio y fin, con metas claras y diseñando acciones para alcanzar los resultados deseados.

En estrecha colaboración con el ejecutivo y el equipo patrocinador (superior inmediato y recursos humanos) creamos un plan de desarrollo individual que aprovecha las fortalezas del ejecutivo, y aborda sus necesidades de desarrollo con un enfoque apasionado en el logro del cambio de comportamientos y de resultados medibles para el negocio.